Plaza del Puente. Sobre la marcha

Palma, cosmopolita pero tranquila

sep_catedral

La capital balear es una ciudad muy dinámica, con múltiples lugares donde comer, beber y divertirse aprovechando su buen clima y su agradable estructura, pues es cosmopolita, pero al mismo tiempo una urbe no muy grande y tranquila.

 

A lo largo de los años, numerosas zonas han vivido su auge y en algunos casos su declive: Gomila, La Lonja, Santa Catalina, La Ruta Martiana (en el Casco Antiguo) y la calle Blanquerna desde que es peatonal.

gente

Nueva zona para quedar con tu gente

Ahora le toca el turno a una nueva zona, la Plaza del Puente, donde un selecto grupo de locales de restauración y copas ya se están organizando para formular una propuesta diferente a los clientes, tanto locales como visitantes. Sus ventajas son que no está tan explotada como otras áreas, que se presenta como una alternativa al bullicio habitual en la competencia, y, sobre todo, su localización, porque se encuentra cerca del centro, del Paseo Marítimo y, por lo tanto, del puerto. Cerca de todo.

calidad

Una oferta de ocio de primera

Los locales que por el momento se han unido para promocionarse conjuntamente y dar a conocer todas las ventajas de disfrutar de la Plaza del Puente y sus cercanías son el restaurante asiático Norice, otro especializado en cocina caribeña llamado Es Candela; así como Beewi Blue, que abrió recientemente su segundo local en esta zona, el Bar el Puente, con más de un siglo de experiencia, y el bar de copas Mojito Bar, un clásico de Palma. Y muy pronto se unirán muchos más.

terraza

Diversión a cualquier hora del día

La Plaza del Puente es un enclave ideal para, dependiendo de la hora del día, realizar una consumición en un bar o terraza, tomar el aperitivo, comer y cenar formal o informalmente, y también para tomar la primera copa. Con este nuevo impulso va atraer clientela que hasta ahora frecuenta las zonas limítrofes más prestigiosas, pero que presentan problemas de estacionamiento de vehículos y de exceso de público. Por tanto, es una propuesta más tranquila pero agradable y al menos igual de divertida.